El embrujo de Nereydas

Gran éxito de la orquesta barroca liderada por Javier Ulises Illán en la catedral de Toledo, que acompañó el regreso de la matraca tras un siglo de silencio en las naves del templo.

 – ABC DIEGO DE PALAFOX – Toledo 11/05/2015

La catedral de Toledo se llenó de música de Mozart. Nereydas en todo su apogeo, con sus instrumentos antiguos, de época, sirvió para celebrar la recuperación de otro instrumento sonoro, la matraca de la catedral, que volvió a sonar al inicio del concierto tras cien años de silencio. Orquesta espléndida. Coro brillante. María Hinojosa, soprano, extraordinaria. Y al frente todo el conjunto, el joven pero muy preparado director Javier Ulises Illán. El resultado del concierto se resume en la imagen de todo el público (por cierto, el lleno fue absoluto) puesto en pie aplaudiendo y con ganas de más. El arte es profesionalidad, saber y mucho trabajo; eso es lo que puso Nereydas, con la puerta de Reyes como fondo, cuando proyectaba su música hacia el universo imponente de la nave central del templo: una interpretación con profesionalidad, saber y un trabajo minucioso para aunar y empastar tantos elementos complementarios como se dieron cita en el escenario.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *